Saúl se puede decir que es un old school en un cuerpo de adolescente. Siendo un niño, madrugaba para ir a la playa con los mayores de la playa, quienes lo acogieron como uno más por su madurez y su carácter alegre y afable.

Consiguió en poco tiempo ganarse el respeto de todos en el agua.

Predispuesto en todos nuestros proyectos, le gusta probar nuevos materiales y modelos de tablas, y ponerle su toque con los dibujos que él mismo diseña.

Lo catalogamos como free surfer por su particular estilo en el agua, pero en el 2016 consiguió su victoria en el campeonato de Asturias.