Lo conocimos apenas siendo un niño surfeando en las playas de Tapia de Casariego y Peñarronda (lugar de veraneo habitual) y enseguida nos cautivó su surfing.

Consiguió su título de campeón de Asturias sin ambición alguna, ya que como él dice, no le importa ganar o perder.

Su sonrisa tímida cautiva a todo aquel quien lo conoce. Crack dentro y fuera del agua.